Recetas

Tamales

Ingredientes

4 libras de harina de maíz

Hojas de plátano

3 libras manteca de cerdo

Ajo, cilantro, cebolla

Chile dulce, tomate, especias y sal

Papas, arroz

Garbanzos, pasas o aceitunas (opcionales)

Carne de cerdo o de pollo en trocitos 

Sazonador de carne (costilla) o de pollo

Preparación

La carne Se adoba la carne de cerdo o de pollo partida en pedacitos, con cebolla, chile dulce, ajos (todo molido o licuado) sal, pimienta y sazonador de carne, un poco de cominos y chile picante, si desea. Esto se cocina para que la carne quede suave. Puede perfectamente agregar condimentos a su gusto a la carne.

 

La Masa Es un punto muy importante en la elaboración de los tamales, ya que en ella recae todo el sabor. Para que los tamales sean un éxito, la masa debe saber exquisitamente.

 

Si prefiere utilizar maíz crudo, se cuece el maíz un día antes, como para hacer tortillas, dejándolo un poquito más cocido. Se lava y se deja en agua. Se muele en piedra de molino, dejándolo un poco aguado. También puede utilizar harina de maíz en polvo.

 

Se cuece la masa, de preferencia utilice para este paso el caldo que nos queda de la carne previamente cocida, ya que esta tiene todos los sabores de la carne y los condimentos. Puede agregar un poco más de sal si lo desea (tiene que puntear el sabor de la sal para que no quede tan salado), también puede agregar más condimentos como los que usó en la carne (tenga presente que deben ir bien licuados), se agrega manteca de cerdo derretida y una pizca de azúcar, debe probar hasta que los sabores se perciban muy bien. Se cuece todo y se deja la masa un poco dura, de manera que se puedan envolver.

 

El Recado El recado es la masa de color rojo de los tamales. Lo que da contraste a la masa que preparamos al principio.

 

Licúe la cebolla, cilantro, chiles dulces, tomates y ajos; después que estén licuados, revuélvalos con un poco de la masa que ya se tiene preparada y también se le agrega sal, pimienta y chile picante al gusto. Muchas personas utilizan un poco de achiote para darle más color rojo a la masa. (esto es opcional)

 

Para Envolver Las hojas de plátano se ponen a hervir hasta que tomen un color oscuro, después quítele las venas a las hojas y trate de cortarlas en cuadros, en caso que se rajen o rompan cuando esté envolviendo el tamal, utilice otra hoja encima. Si no encuentra hojas de plátano, utilice papel aluminio. Sólo córtelos como el tamaño de una hoja de papel carta o dependiendo del tamaño de los tamales.

 

Preparación del tamal En el centro de la hoja de plátano, se pone una cucharada grande de masa, del tamaño que usted quiera el tamal; hace un hueco, pone un poco de recado, un trozo de carne y otro poco de recado. En el mismo hueco se le coloca una pequeña cantidad de arroz y papa (partida en cuadros) estos dos ingredientes pueden ir previamente sofreídos, ya que se terminan de ablandar en el proceso de cocción.

 

El uso de pasas, aceitunas o garbanzos es opcional, pero tome en cuenta que esto le da más sabor al tamal. Si le desea agregar alguno de estos ingredientes, debe hacerlo al poner la cucharada de masa en la hoja.

 

Cuando ya tiene el tamal armado en la hoja, se envuelven procurando que quede bien ajustado, si prefiere puede utilizar dos hojas para envolver cada tamal. Luego los amarra con la corteza seca de la mata de plátano y están listos para cocer; si no tiene la corteza para amarrarlos, utilice una cuerda de mezcal.

 

Cocción En una se colocan los tamales por capas. Se cubren con agua. En tres horas más o menos pueden estar cocidos, con fuego fuerte.

Otras Recetas: